viernes, 28 de noviembre de 2008

NY hostel


1 comentario:

FRANCISCO JAVIER DE LAS HERAS dijo...

Le falta el cariño y el olor a galletas recien horneadas que desprendía la casa de la "abu", pero para hotel no está mal.
Me sigue gustando lo cotidiano