sábado, 10 de noviembre de 2007

Rumbo al curro

Y aquí mi copiloto, no se queja si me paso del límite de velocidad, le gusta cuando freno porque se menea con mucha gracia, y lo mejor, siempre tiene una sonrisa para mí!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

se sonroja cuando te ve, como todos nosotros

nacho gallego dijo...

Querida Miriam, desde la DGT te recordamos que hacer fotos mientras se conduce está penalizado con tres puntos, ojo.